jul 30

Gambones provenzal

Se acerca una de las épocas más controvertidas del año. Amada por unos y vilipendiada por otros, lo que está claro es que la Navidad no deja indiferente a casi nadie. Es cierto que es una época cuando menos contradictoria, pues se le supone la celebración espiritual y religiosay ha terminado por convertirse en la mayoría de los casos, en una fiesta de alma consumista y rozando algún que otro pecado capital como podría ser la gula.

Pero no seré yo quien critique esta época del año que tantos sentimientos encontrados me provoca. Hago mis exámenes de conciencia, os lo juro, pero tengo dos pequeños en casa que proporcionan otra visión de las cosas y además no puedo evitar que me gusten muchas cosas de la época de Adviento.

Continue reading

jul 25

Mini quiches de brócoli y camembert

si quiero Mini quiches de brócoli y camembert
Como tantos otros amores definitivos, lo mío con el brócoli no fue amor a primera vista, pero poco a poco, a base de pequeños momentos de felicidad y con algo de tiempo y cariño, podemos gritar a los cuatro vientos que somos una pareja estable, enamorada y feliz.

Los que me siguen hace tiempo y, a mi brócoli igual no tanto, pero a mí me conocen un poquito, saben que otro de mis grandes aliados en la cocina es el queso y, algunos en particular, como el camembert, son puntos débiles que hacen que sea ver una receta que lo lleva, e instintivamente lanzarme a ella con los ojos cerrados.

El Camembert es un queso francés, concretamente de la región de Normandía, de textura blanda y suave, que presenta una corteza blanquecina y que está elaborado a partir de leche cruda de vaca.

Su pronunciado olor puede llevarnos a pensar que es un queso de sabor fuerte, pero nada más lejos de la realidad, pues es un queso suave que combina a las mil maravillas con muchísimos alimentos. Como presenta cierto toque a setas, a mí se me antoja un queso ideal para degustar en otoño, con todo lo que esta estación tiene que ofrecernos.

Con brócoli

Insisto una vez más, en que el hecho de ser celíaco no tiene por qué ponernos en situación de disfrutar menos en la cocina o pensar en que determinadas recetas, son “territorio comanche” para nosotros. Las quiches son unas tartas saladas, también de origen francés, que habitualmente llevan una base de masa quebrada.

Sin embargo y en esta ocasión, purismos aparte, las vamos a hacer directamente en el molde, sin masa, para que sean más ligeras y más sencillas, aunque no por eso menos apetecibles.

Herramientas de cocina

En las recetas de otros platos suelo recomendar contar con la ayuda de un robot de cocina, o bien una olla programable. Son utensilios muy prácticos que me ahorran tiempo y molestias al cocinar. Ya sé que al final se nos llena la cocina de cacharros y más cacharros. Esto es normal si te gusta cocinar, al final llenas cada espacio de la casa con moldes, máquinas, libros de recetas…

Si puedes, es bueno tener una olla programable gm o cocichef

Tampoco hace falta gastarse un dineral, basta con tener un poco de ojo y comprar una máquina que sea buena a precio razonable. Para platos más elaborados recomiendo contar con la ayuda de alguna olla programable del estilo de la Cocichef que tiene buen precio y cumple bien. Las ollas de GM son las mejores y si te lo puedes permitir ¡vaya suerte! Tranquilas, es envidia sana. Sino, un modelo como la Cocichef cubre bien las tareas que haremos a diario en casa.

¡Y ahora retomamos la preparación de nuestro plato de hoy!

Vamos a tener preparados estos ingredientes:

  • Un ramillete de brócoli.
  • Un camembert.
  • 300 ml de nata.
  • 3 huevos.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva para untar los moldes.

quiches de brócoli y camembert

Para preparar el brócoli, lo primero que vamos a hacer es trocearlo en ramilletes pequeños y ponerlos a cocer al vapor. Yo este proceso lo hago en la Varoma de la Thermomix y con 15 minutos es suficiente. Quedan perfectos.

Pasamos ahora a precalentar nuestro horno a 200º y a untar los moldes con aceite de oliva, poniendo especial empeño en las hendiduras y recovecos. Esto lo haremos estupendamente con un pincel de cocina.

Con una batidora, mezclaremos muy bien nuestra nata y los huevos, que a ser posible tendremos a temperatura ambiente. Añadimos sal, pimienta y nuez moscada.

LLenamos nuestros moldes, teniendo en cuenta que cuando pongamos la verdura y el queso el nivel de masa subirá un poquito. Repartimos ahora nuestros ramilletes de brócoli y el camembert, que previamente habremos limpiado de corteza y troceado. Aquí mi recomendación es ser generosos con el queso, pues la textura y el sabor que les da a nuestras quiches es fabuloso.

Horneamos 20 minutos con calor solo abajo. Transcurrido este tiempo podremos el grill un poquito, en mi caso con ventilación, para que tomen un color dorado terriblemente apetecible.

brócoli y camembert

Servimos de inmediato. Se desmoldan de maravilla y podemos decorar como más nos gusten. Como en Jerez se ven muchísimos arbustos de pimienta rosa, hemos optado por dar un toque de color otoñal a nuestras quiches con estas preciosas semillas.

Ahora solo nos queda disfrutar de todo el amor que hemos puesto en torno a la mesa.

Besitos y feliz resto de semana.

Comentarios sobre la receta de quiches de brócoli

Nuria:

¡Qué bueno! Y ni gota de harina. Esto tengo yo que probarlo.

Rosaleda:

Mi relación con el brócoli es muy parecida a la tuya, no así la con la nata, se nos acabó el amor, hace mucho tiempo y no hay forma de recuperarlo (ni por los niños, jajaja).

Las fotos estupendas, la receta, ideal, pero para mi con más queso y sin nata, por favor.

Besos.

Celiaquines:

Me la apunto porque todo lo que lleva me encanta. Gracias! :)

Carmen:

Yo no pongo mala cara a ningún ingrediente, por cierto, me gusta que no lleve ninguna masa, así es más ligerito ;-)
Besitos

Judith:

Hola guapa! pues a mi me ha pasado más o menos lo mismo con el brócoli. Ahora me gusta, aunque no creas que como tantas veces. Tu propuesta de hoy me ha encantado! es una buena idea servirlo en forma de tarta. Besitos

Sarah:

Huuum ! Qu’elle a l’air bonne cette variante encore si française, de la quiche ! Sans pâte ! Je la fais aussi au poireau et fromage de chèvre, ou au comté avec des dés de saumon ! On se voit quand ? Le temps passe horriblement vite et on ne s’est rien raconté depuis longtemps !!! Une bise ma jolie ! Je prépare ta recette dès que j’achète un camembert… à moins que je ne refasse la recette avec les pâtes… ou les deux !!!

Nina’s Kitchen:

Y tan apetecible!!! me comía un par de ellas ahora mismito y eso que el brócoli no es lo mio!

SandeeA:

¡sí yo también quiero!, qué forma más bonita de aceptarme como esposa! Brindemos con unas quiches mini, yo siempre he estado enamorada del brócoli :)

Miss Migas:

Qué quiches más ricos, me encanta todo lo que cocinas sin gluten, me salva la vida!
Además, el brócoli me encanta… la combinación con el cambembert seguro que es exquisita.
Besos

Alba:

Pues yo me casé con el brócoli la primera vez que lo probé. Me ha encantado al primera foto, qué creativa eres!
Las mini quiche deliciosas, seguro. Yo también adoro el camembert!

Muchos besos guapa!

Ivana:

ninguno de los dos ingredientes son mi pasion, pero te aseguro que si me pones estas quiches delante me las como seguro!!! que pintaza y que bonito!
besitos

Carlos Dube:

Te han quedado de cine, me encantan las fotos, lo sencilla de la idea y el resultado.
Ainsss que tengo hambre otra vez!!

Un saludo.

Cristina:

Muchísimas gracias por tu visita a mi cocina, me ha encantado tu comentario pero en recetas y en fotografías creo que vas por delante de mi!! Tu página si que es todo un espectáculo, muy bonito, muy ordenado, muy limpio… Fantástico. Te felicito.
Besitos.

Brétema:

A mí me encantan tanto el brócoli como el queso, y con estas fotos, a ver quién se resiste.
Un abrazo

La cuina vermella:

Viva los novioooos!!!! viva!!
pues sí, de vuelta, poquito a poco…
mil gracias por estar siempre cerca.

besos.

Eva:

Pues a mi la relación me viene de lejos…y con el queso es de nacimiento!!! jejeje!!! Me ha encantado esta combinación…la haré seguro!!! Y lo de hacer las tartalitas sin la masa, esto en casa siempre lo hago como aperitivo cuando vienen amigos… :)
Besos,
Eva.

Mayte:

Qué puedo decirte, disfruto mucho de tu cocina, de tu calidez, pero sobre todo que adoro lo mini, mi Madre dice cuando cocino, que si por mi fuera todo lo haría en pequeñito, pero es que me parece tan delicado!! Además lleva un trabajo extra de cuidado y cariño…estos mini quiches con brócoli (uno de mis amores vegetales) me han noqueado!

Un besote!

Isabel:

¡Realmente parece un ramo de novia! Yo no tengo una relación tan, digamos “estrecha” con el brócoli, pero he descubierto hace relativamente poco que su sabor me agrada.
Estos quiches tienen un aspecto excepcional!!

Artemisa:

Tiene que estar muy bueno, pero mi duda es si resulta apto para cachorros?

Supongo que si se lo doy bastante camuflado no lo notará. A ver si lo pruebo.

Petonets guapa

Tengo un horno y sé cómo usarlo:

Pues lo mío con el brécol es un amor imposible. Y mira que lo he intentado, eh? en crema, en sopa, solo, con salsas… no hay manera. Y es que tiene la manía de saber a brécol todo el rato. Las fotos, una delicia. Y esa presentación en las tartaletas individuales además de preciosa, seguro que consigue que se cocinen mejor. Un beso

eva:

al Sr. Brocoli aun no he tenido el placer de conocerlo, quizás algun día, jejeje
buen fin de semana!

Stefania:

Te l’ho già detto vero che il tuo blog è una meraviglia :)
bacioni e buon fine settimana ciao

teresavet:

¡qué buena pinta! tendré que cambiar el brócoli por bacon, o ¿espárragos? ¿champis? porque el brócoli no lo puedo ni ver.
Muy buena idea lo de hacerlo sin masa. Mi madre hizo el otro día una tarta de frutas con crema pastelera igual, que tengo que poner en el blog. Como no sabía como hacer la masa, la puso directamente en el molde. No dejamos nada… ni una miga, claro.

Mónica-Recetasdemon:

Pues a mi que no me gusta demasiado el brocoli, lo cambiaré por espinacas o algo así, pero me has dado una muy buena idea.
Besos

ingrid:

Me pasa como a tí, poco a poco le he ido encontrando el buen sabor al brócoli, y al final se ha convertido en un buen compi de cocina…. no como el queso, el cual me apasiona de siempre…el camembert es mi perdición…puede ser “Rustique”? siempre lo compro en Perpignan y lo encuentro tremendo, uno de los más buenos hasta ahora para mí.
La combi de estos ingredientes en esta quiche me parece sublime!
Un beso enorme guapa!

montse llamas – artsandcats:

Qué buena receta. Yo siempre ando a la caza de formas ricas de comer brócoli, coliflor y repollo. Se me hacen difíciles, pero hay que comer verduras de todo tipo. Y en invierno son las más fáciles de encontrar…

glutoniana:
A ver que mi amor por el queso no lo supera el bróculi, pero me gusta mucho también.

Que tartitas… para pegarles un bocado :)

María José.:
Digamos que mi relación con el brocoli es políticamente correcta. A los niños les hago ver lo sano y bueno que es pero lo hago sin mucho fundamento porque mis experiencias no son del todo buenas. Claro que con tus miniquiches la cosa cambia.Tiene un aspecto adorable y tentador. Vale……yo también quiero.
Un abrazo y buen fin de semana,
María José.

Marta:
WOW! sin palabras, esto también lo pruebo yo!

Elena:
Bueno, me he enamorado de estas tartaletas, chica!!! Se ven DELICIOSAS!!! Y es que el brócoli queda genial en tartas de este tipo, me gusta mucho así (bueno, y en general)…
Las fotos, divinas, y qué decirte de la primera, me ha encantado!!!
Besos y buena semana!

morethanchic.com:
Yo con el brócoli ni bien ni mal… oye, pero con el camembert la cosa ya es pura pasión ;)
Preciosas fotos!!

laMima:
Hija pues a mí me gusta todo; el brócoli, el queso (¡creo que me gustan prácticamente todos los quesos!)…así que me apunto la receta, que hasta ahora solo había comido quiches con puerros o espinacas. Besos.

Anna:

Quando passo da te sento tutto il calore e la passione che ci mette nel cucinare i cibi. Le tue foto esprimono passione e amore in quello che fai.
Per la ricetta sono senza parole: adoro i formaggi in particolare quelli francesi…a Lione a casa di amici mangiavo il camembert al cartoccio: lo si metteva in forno a sciogliere dentro un foglio di alluminio :)
Un abbraccio
Anna

maria oliver:

te prometo que a las casi 8 de la tarde, leer éste tipo de recetas sin una cocina ni ingredientes adecuados cerca es UNA TORTURA… qué pinta tienen por favor!!!

un beso enorme

Monica:

Me muero por probarla. Ah! Las fotos, de quitar el hipo.

fresa & pimienta:

Que preciosidad de fotografías y de mini quiches, además de deliciosas con el camembert son visualmente lindísimas.

Linda Susan:

El brócoli es de mis verduras preferidas y el camembert me en nata, así que esta combinación debe ser exquisita. Me ha encantado la presentación. Un beso

patusibu:

Pero ¡¡¡qué rico!!!!! me encanta el brocoli y las quiches y la combinación me parece perfecta, así que habrá que probarlo :) besitos!!!

margarita:

Todavia no he intentado hacer el arroz, pero estas tartaletas de brocoli tienen que ser un si, es que soy un medio desastre en la cocina, ojala le encontrase yo el puntillo a cocinar y le perdiese por fin el miedo y respeto que le tengo…

M. Ángeles:

Cada vez que paso por aquí disfruto como una enana. Qué quiches más ricas y qué fotos… mmmm
Besos!

Lorena I.:

Mmmmmm no no no no, yo esto no puedo verlo y menos a estas horas… q se me ponen los dientes largos y mi culo empieza a coger peso jejejejejejeje… me parece fatal q hayas publicado ésto ;P
Bicos, Lorena

Caty:

Yo sabía que había comprado brócoli por algo y ahora recuerdo que había pasado a verte y había visto la receta, que me encantó y me sigue encantando, me la llevo que la necesito, feliz fin de semana.

ana en la cocina:

Yo me considero polígama y le soy fiel al Brocoli (yo le llamo Brecol en la intimidad) y al Camembert… me parece una receta estupenda y sabrosisima!!!
Besos

Caminar sin gluten:

En casa, a algunos les gusta el brocolí y otros lo detectan. Pero esta receta estamos seguros que a todos nos gustará.

Besotes

The Breakfast Lover:

No te hagas un lio! en USA hay de todo, el otro día vi una churrería que se llama Xorro, de todas formas una puede tener fotos que le gustan guardadas en el movi!

Geniales te han quedado las fotos! me encanta la mesa y la luz que hay! bueno y las quiches también!! Me apunto la sugerencia sobre la Cocichef y las ollas programables en general.

I’m a foodie, and that’s it.:
Buenas!

¿Recuerdas que en tu post de Risotto de setas te comenté que probaría de hacerlo?

He hecho mi versión particular y puedes verla en mi blog, por si quieres otra versión! :)))
Voy a probar estas mini quiches, me parecen ideales para la próxima cena con los amigos!

jul 23

Croquetas de shiitake

Croquetas de shiitake
En nuestro país afortunadamente existe la cultura del tapeo. Y digo bien, afortunadamente porque es una costumbre que fomenta las relaciones sociales, la vida en la calle y el buen comer y buen hacer en la cocina en tamaños “mini”.

Podríamos contar muchas historias acerca del origen de tan curiosa costumbre y por supuesto de la palabra que la define. Entre tantas y tantas versiones a mí me gusta particularmente una, igual porque tiene su origen en uno de los establecimientos con más solera de la provincia de Cádiz y donde aún hoy se come de fábula, doy fe.

El Ventorrillo el Chato. Dicen que cuando Alfonso XIII visitó nuestra provincia, paró en dicho establecimiento a calmar su sed con una copita de vino de la tierra. Este restaurante, abierto al público en la actualidad, se encuentra a pie de playa y, en nuestra zona, tenemos un viento algo molesto que se hace llamar levante (todo no podía ser bueno en mi tierra, pero casi).

Cuenta la leyenda que en una de esas levanteras que azotan Cádiz de cuando en cuando y coincidiendo que tan ilustre visitante había pedido su copita, el ventero quiso evitar que su generoso caldo fuera invadido por millones de granitos de arena transportados sin compasión por el levante gaditano y TAPÓ su copa con una loncha de jamón. Dícese que se dice, que esto gustó al rey y que pidió un bis, convirtiendo la anécdota de aquel día en una costumbre que, repito, afortunadamente hoy persiste.

He estado de tapas o pinchos o vinos en diversos restaurantes yrincones de nuestra geografía y en casa sitio tiene su encanto, pero una de las maravillas que se repiten allá donde vas, que es común a lo largo y ancho de nuestro país, que goza de una versatilidad admirable, que a todo el mundo gusta y que para mí, es sin duda una de las estrellas de nuestro firmamento de aperitivos, es LA CROQUETA.

Continue reading

jul 23

Deliciosa receta de Salmorejo cordobés

Córdoba no siempre calla. Su salmorejo habla para demostrar, que en la mayoría de las ocasiones, la calidad de los ingredientes y la sencillez de la receta, hacen que un plato roce la perfección. No se necesita más.

Salmorejo clásico colage

SALMOREJO

INGREDIENTES:

  • 1 kgr de tomates rojos y carnosos.
  • 150 ml de aceite de oliva.
  • 1 diente de ajo.
  • Una barra de pan sin corteza (en mi caso Schar sin gluten y en el caso de los gluteneros, la barra de toda la vida)
  • Sal.

PREPARACIÓN:
Tan sencillo como pelar los tomates y eliminar las semillas. Triturar junto con el ajo, la sal y la miga de pan. El aceite se va añadiendo durante el triturado en forma de hilo para que emulsione bien y quede espeso. Enfriar en nevera.

El salmorejo auténtico solo lleva estos ingredientes. Lo demás son añadiduras que desvirtúan el espíritu del mismo, convirtiéndolo en otro plato, pero no salmorejo.

Se tiene a bien acompañarlo por huevo duro picado, jamón ibérico picado y un buen chorrito de aceite de oliva, si puede ser de la tierra. Evidentemente, cuanto mayor sea la calidad de los ingredientes utilizados, mejor será el sabor de nuestro salmorejo.

Salmorejo Clásico

Continue reading