Croquetas de shiitake

Croquetas de shiitake
En nuestro país afortunadamente existe la cultura del tapeo. Y digo bien, afortunadamente porque es una costumbre que fomenta las relaciones sociales, la vida en la calle y el buen comer y buen hacer en la cocina en tamaños “mini”.

Podríamos contar muchas historias acerca del origen de tan curiosa costumbre y por supuesto de la palabra que la define. Entre tantas y tantas versiones a mí me gusta particularmente una, igual porque tiene su origen en uno de los establecimientos con más solera de la provincia de Cádiz y donde aún hoy se come de fábula, doy fe.

El Ventorrillo el Chato. Dicen que cuando Alfonso XIII visitó nuestra provincia, paró en dicho establecimiento a calmar su sed con una copita de vino de la tierra. Este restaurante, abierto al público en la actualidad, se encuentra a pie de playa y, en nuestra zona, tenemos un viento algo molesto que se hace llamar levante (todo no podía ser bueno en mi tierra, pero casi).

Cuenta la leyenda que en una de esas levanteras que azotan Cádiz de cuando en cuando y coincidiendo que tan ilustre visitante había pedido su copita, el ventero quiso evitar que su generoso caldo fuera invadido por millones de granitos de arena transportados sin compasión por el levante gaditano y TAPÓ su copa con una loncha de jamón. Dícese que se dice, que esto gustó al rey y que pidió un bis, convirtiendo la anécdota de aquel día en una costumbre que, repito, afortunadamente hoy persiste.

He estado de tapas o pinchos o vinos en diversos restaurantes yrincones de nuestra geografía y en casa sitio tiene su encanto, pero una de las maravillas que se repiten allá donde vas, que es común a lo largo y ancho de nuestro país, que goza de una versatilidad admirable, que a todo el mundo gusta y que para mí, es sin duda una de las estrellas de nuestro firmamento de aperitivos, es LA CROQUETA.

Lo pongo en mayúsculas porque es un plato, bocado o receta, llamémosle como queramos, que a mi entender merece todos los respetos. Es un bocado sin igual que bien elaborado te puede hacer cerrar los ojos de placer e inundar de sensaciones tu cuerpo y tu memoria.

Quién no piensa qué las mejores croquetas son sin duda las de su madre o las de su abuela? Quién no se deja seducir por el encanto de una croqueta en cualquier evento o catering qué se precie? No han sido las croquetas líquidas uno de los platos qué más famosos han hecho a mi admirado Ferrán Adriá?

Se puede pensar que hacer una buena croqueta es sencillo, que no tiene grandes misterios, pero en honor a la verdad he de decir que además de haber comido maravillosas croquetas a lo largo de mi vida, he tenido el horror de comprobar que existen verdaderos bodrios que hacen que la reputación de tan maravilloso frito, quede empañado en determinados momentos y lugares.

He comido para mi desgracia auténticos mazacotes de harina, sin ningún tipo de condimento, o como decimos por mi tierra, avíos, que obligan a ingerir cantidades astronómicas de agua para poder ser digeridas por un humano. He comido rebozados reblandecidos y recalentados que solo pensar en ellos ponen los pelos como escarpias. No es fácil hacer una buena croqueta y si nos adentramos en el mundo SIN GLUTEN complicamos aún más la historia.

La croqueta se compone de una bechamel, que no deja de ser un roux ligado con leche, o sea, harina y lleva un rebozado con huevo y pan rallado, o sea, harina.

Comprenderéis que esto para un intolerante al gluten, es el más difícil todavía. Desde que diagnosticaron a Martín, no he cejado en mi empeño de conseguir una croqueta que cerrando los ojos y haciendo un ejercicio de sinceridad, pudiera yo certificar que nadie podría distinguirla de una con gluten. Quería una croqueta extraordinariamente melosa por dentro y absolutamente crocante por fuera. Hoy tengo ganas de chillar al mundo, que lo hemos conseguido!!!!

CROQUETAS DE SETAS SHIITAKE

INGREDIENTES:
50 grs de mantequilla.
25 grs de harina de arroz.
25 grs de fécula de maíz o Maizena.
600 grs de leche.
Sal, pimienta negra molida y nuez moscada.

El relleno va en gustos. El nuestro:
Una cebolla dulce, de buen tamaño.
Abundantes setas shiitake.
Aceite de oliva.

Rebozado,
Harina de arroz.
Huevo.
Pan rallado sin gluten (en la elaboración explicaré qué tipo de pan).

Aceite de oliva abundante para freir.

Elaboración de las croquetas Shiitake:

Lo primero sería la preparación del relleno. En casa adoramos las setas en general y la variedad shiitake en particular. La seta shiitake es originaria de china y su traducción al castellano vendría a ser algo así como seta deliciosa. Creo que con esto todo queda dicho. Es una seta con una textura melosa, fácil de cocinar y con un aroma y un sabor intenso a seta. Quizás por eso en casa nos gusta tanto. Esto no quita que podais añadir a vuestras croquetas “rellenos” de lo más variopintos. Algunas ideas, jamón, restos de puchero o cocido, de pescadilla o merluza (son las que mi madre y mi abuela Enriqueta bordan), de berenjenas (son una auténtica delicia y grandes desconocidas), de bacalao, de atún…. podríamos seguir hasta el infinito. Hoy, de setas.

Picamos nuestra cebolla en brunoise y ponemos en un fondo de aceite a hacerse lentamente, hasta que esté muy tierna y muy doradita. Incorporamos las setas picadas y rehogamos hasta que estén hechas. Yo cuando todo está listo, lo pongo en un colador a escurrir para eliminar cualquier exceso de aceite que pudiera más tarde alterar la consistencia de la bechamel.

Pasamos a elaborar la bechamel

Para esto ponemos a fundir en un cazo de fondo grueso nuestra mantequilla. Una vez absolutamente derretida, pondremos nuestras harinas que a fuego lento removeremos durante unos dos minutos con una cuchara de madera, a poder ser. Una vez hecho esto, iremos incorporando nuestra leche poco a poco para evitar la formación de grumos, subiremos el fuego e iremos removiendo SIN PARAR con unas varillas hasta que adquiera la consistencia de bechamel. Poner el punto de sal, pimienta negra y nuez moscada. Estas dos últimas, si fuera posible, recién molidas.

Esta bechamel con alguna pequeña modificación la he extraído del libro “Cocina y Salud: Celiaquía”.

Unimos ambas preparaciones y volcamos en una fuente. Filmamos y al frigorífico con ello para que tome cuerpo y cuajen bien.
Estas croquetas son extraordinariamente melosas por lo que para darles formar nos hemos ayudado de un poco (solo un poco) de harina de arroz. Les damos forma de bolitas, en este caso, pero lo podemos hacer de la clásica, y ahora para que en el proceso de freírlas no se nos abran y se escape el relleno, he optado por un doble rebozado. Huevo, pan rallado, de nuevo huevo y pan rallado. En el mundo sin gluten los panes rallados suelen dejar que desear. No son malos, algunos, pero no son como los con. Yo he utilizado las Ciabattine de Schar y los he triturado una vez horneados y fríos, pero del día, en la thermomix.

Al ser un pan tierno, al freir queda sumamente crujiente. Como además las hemos rebozado dos veces, forma una costra crocante que no deja salir la masa melosa de su interior. Creo que se puede apreciar bien en la foto.

Freímos en aceite de oliva muy caliente, pero con cuidado de que el mismo no se nos queme. Escurrimos en papel secante y a gozar!!!!!

Comentarios:

macarena dice:

Grítalo alto y claro, a los cuatro vientos: ¡ Esta croqueta es la reina de las croquetas!. Y estoy de acuerdo contigo en que no hay dos croquetas iguales y que la croqueta es una de las diosas indiscutibles en el Olimpo de las tapas. Es además un plato socorrido porque encanta a los niños, porque no hay adulto que se resista y porque en ocasiones permite aprovechar “restos” y convertirlos en manjares totalmente distintos a lo que un día fueron.Para mi las mejores, las de puchero que hace mi madre (junto con la “ropavieja” no se me ocurre mejor utilidad para la carne del puchero que hacer unas buenas croquetas).Últimamente me han sorprendido unas que he probado de calamares en su tinta, una auténtica delicia. Y puestos a probar cosas nuevas tus croquetas de setas, que tienen una pinta imejorable. Y felicidades por el regalo, Nellita es una artista muy grande. Un beso y a liar croquetas,

Macarena

PD:Tenemos una amiga común que es capaz de cantarle una saeta a las croquetas caseras de la Cruz Blanca (esa, esa, la responsable de que hayas entrado a formar parte del club de las “dolorosas” gozosas)

maite dice:

yo desistí hace tiempo en conseguir croquetas y bizcochos, cualquier dia insisto de nuevo, me motivas a hacerlo,
un beso!!!

La Casa Sin dice:

Qué buena pinta tienen esas croquetas. Nunca jamás se me habría ocurrido esto de hacerlas con shiitake. Y lo del pan rallado de ciabatinne??? tengo que probarlo ya mismo!!.

El dibujo es precioso, me encanta la suavidad de las lineas.

Begoña dice:

Me encantan las croquetas. Tengo la tendencia de hacer siempre las mismas, las de mi madre de jamón y huevo, porque son una delicia.

Pero últimamente he probado alguna otra y creo que estas que has preparado tu, también me van a gustar.Te han quedado, además de preciosas, crujientes, cremosas…como tienen que ser.

Un saludo, Begoña

Carlos Dube dice:

Nunca he sido un ferviente admirador de las croquetas, pero estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices, que es la reina de las tapas, que levanta pasiones entre la gente, que como las de las mamas y abuelas ninguna etc… Por ejemplo (y sin ir más lejos) a mi chica le encanta, y siempre las hace ella en nuestra casa y la veo disfrutar y desde luego lo entiendo.

También, en casa de mis padres mis hermanos eran incansables devoradores de las mismas, y no te creas tú que les importaba mucho que a mi no me hicieran especial gracia, ¡las pedían todos los días!, así que te puedes imaginar el panorama…

Pero mira, si las croquetas me han dado una alegría en la vida, y no te lo estoy diciendo en broma, es que habéis conseguido crear una croqueta exquisita y sin gluten, para que vuestro hijo Martin disfrute comiéndolas sin riesgo alguno.

¡Ole, ole y ole!.

Maria Luisa, te admiro y que sepas que me has alegrado el día.

Un saludo.

Su dice:

Querido Zg y cónyuge:
Habeis conseguido algo bien dificl que es captar la esencia de la croqueta. Ya hacerla así sin gluten me parece glorioso y conseguir fotografiarla atractiva es ya la bomba. Nuestro momento croqueta fue de los primeros en mi cocina y mi fotógrafo tuvo el momento, de tirar la toalla, ya que las croquetas no sonreian como lo hacian sus niñas…en fin. Valoro mucho la hermosura de esta taoita.

Muac familia

Noema dice:

La croqueta, esa institución. Y lo mejor, ¡tengo todos los ingredientes en casa!
Me rindo a tus pies y me pongo al trabajo. Un abrazo.

Ivana · My Little Things dice:

Me encantan las buenas croquetas y como dices hay de todo!! pero donde se ponga una casera de verdad! uff! que rica!!
La verdad es que el tener un hijo celiaco te ha hecho que cada día vayas superando muchos retos y aprendiendo con ellos! Chica! vales mucho! que maravilla de croqueta!! y sigue investigando, porque este blog cada vez tiene más nivel, ya mismo te llaman del Bulli para que les des ideas!!
besazos

Ahh!! el regalito fantástico!! Felicidades!

arrozconbacalao dice:

Simplemente espectacular y sin gluten de premio nobel. Felicidades, además la has hecho del tamaño perfecto y la textura jugosa.

Felicidades

morgana dice:

Halaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Qué buena pinta tienen esas croquetas. ¡¡ Y son de setas shiitake !! Las he probado poquísimas veces pero me chiflan.

Esto de las croquetas es todo en arte y si ya tienen que ser sin gluten, ni te cuento. Yo apenas cocino y además freír me da mucha pereza pero cuando veo a mi chico disfrutar con unas buenas croquetas hasta que casi se le saltan las lágrimas me dan ganas de probar.

El otro día compré en Mercadona una bolsa de preparado panificable sin gluten. A ver qué soy capaz de hacer con él. Buscaré entre las estupendas recetas de tu blog, a ver si puedo darle una sorpresilla a una niña celíaca amiga nuestra, que es un sol y me apetece hacerle algún dulce. Va a ser la primera vez que haga algo sin gluten y estoy a partes iguales emocionada y aprensiva. Menos mal que cuento con tu ayuda…

¿Tú te crees que es normal que me apetezca desayunar unas croquetitas de setas con una cervecita? Es lo que pasar por mirar tu blog a estas horas…

Un besazo sin gluten.

Ajonjoli dice:

enhorabuena!!! desde luego, el aspecto es el de una croqueta deliciosa, melosa por dentro y crujiente por fuera.
A mi, por cierto, me encantan las croquetas de mi madre, pero debo reconocer que como las de Melo´s, en Lavapiés, no he encontrado otras en toda la geografía mundial.
besos!

vacapaca dice:

ESPECTACULAR!! Que textura tan cremosa, como a mi me gustan! e imagino ese crujiente de rebozado, doble!! toma ya! te has superado! Esta mañana una compañera me comentaba que en Ikea hacen un concurso de Croquetas y entre todos sortearan una cocina nueva, aunque sólo por participar ya regalan unos utensilios de cocina. Participa que la ganas fijo!!! Un besote, Montse.

Mari dice:

Estas croquetas tienen una pinta increible, muy crujientes por fuera y con un delicado relleno. Me encantan.
Besitos

las pulguitas dice:

Una asignatura pendiente que creo que ya solucioné ,aunque con la calma de tus explicaciones unos toques de aquí y allá seguro que conseguiré ese sabor y esa textura de mi infancia que tanto busco
Lo que me falta muy a mi pesar es el tiempo
El libro lo recomiendas
Petonets

Nuria dice:

Pues por una vez discrepo un poquito con el mundo y digo, también alto y claro, que las croquetas sin gluten están más buenas que con él. Puede que sean más difíciles de elaborar, pero la textura que les da la maizena es infinitamente superior a la de la harina de trigo.

Yo también hago el pan con ciabatine o con los biscottes de schär. Los que venden rallados me parecen asquerosos.

Todo un mundo este de las croquetas. Una de las tuyas me comía yo ahora mismito. No, una no, unas cuantas, que estoy desmayá.

Por cierto, no conozco esas setas o tienen otro nombre de Despeñaperros para arriba?

SANDY dice:

Me alegro mucho que hayas conseguido esa croqueta sin glutén ideal y exquisita, me imagino que con la harina de arroz habrá quedado bien crujiente, en la foto se vé para comer y no parar.
Un beso sin glutén.

enjuliana dice:

Que buenassssss!! Vaya pinta!!
Así te comes una docena!!
Besossss

bajoqueta dice:

Jo… yo quiero

Qué bonitas te han quedado, no hay nada que se te resista.

Me he enamorado del dibujo, es muy bonito de verdad.

glutoniana

mer dice:

Holaaaaa, holitaaaaaaa

Hoy, oficialmente con esta exquisitez de CROQUETA (la reina de todas yo creo) hago mi presentación en éste, uno de mis últimos grandes descubrimientos, tanto blogeril pero sobre todo personal, porque tú eres la REINA de los saraos, olé por tí, y por la gran noche que pasamos.

Poquito a poco, voy a ir descubriendo esta maravilla de blog que escribes, madre mía la hambruza que me está entrado con esa PEDAZO DE IMAGEN.
Lo mejor es ir confirmando todo lo que me explicastes sobre tu sorprendente trabajo en este blog.

Sí señora, de 10!

Un besote enorrrrrrrrrrrrme.

pd_bienvenida al club de las “dolorosas” jejejeje

*Eva* dice:

te han quedado espectaculares!!!!! se ve la capa crujiente y el relleno que se deshace en la boca, q hambre nada más de verlas!

laMima dice:

OYeee…que me encanta esta receta pero déjame decirte:¿que problema hay en que se note que no llevan gluten?¿realmente son tan “raras”?, no sé pero esta me la apunto.
Bueno, y magnífico ese regalo…¡es una chulada!, felicita a la autora y a tí enhorabuena por ese merecido regalo.

Akane dice:

Tenía un profesor de historia en el instituto que adoraba contarnos anécdotas, a veces con más fantasía que veracidad, pero hacía entretenidas las clases.
Este es el supuesto origen de la tapa que nos contó una vez:
Fue una de las medidas que impuso Carlos III, para intentar disminuir el elevado número de borrachos que había a todas horas por las ciudades: servir junto al alcohol algo de alimento tapando el vaso o la copa.
Estas historias o leyendas me encantan, me guardo la tuya

Oh, qué croquetas. Mi madre nunca nos hacía de pequeños, teníamos que recurrir a la abuela y las tías. De las que he probado en bares y restaurantes, sólo doy el aprobado a unas de marisco en El Escorial. Pero bien me comía una de las tuyas, encima con mi seta favorita.

Besos

Erika dice:

En mi casa no somos de comer fritos por una cuestión de salud. Es llamativo como la vida le da a cada uno un reto distinto. Hace tiempo que te sigo y veo que tu trabajo es de laboratorio y realmente te da buenos resultados. La foto de la croqueta no podía estar mejor, tan tentadora..

nella gatica dice:

jajjaa!!! yo pensaba sorprenderte a vos en mi blog con “la pequeña cocinerita” y has logrado vos sorprenderme a mi!!!!!!:D
GRACIAS por tu comentario tan lindo!! pero me hace poner colorada!!!
y con respecto a las croquetas a veces se me parte cuando no me salen las ideas

Besos amiga!

Ana dice:

Ya lo dices en tu introducción, conseguir una buena croqueta, aunque no tiene mucha ciencia, lleva su grado de paciencia y buen hacer, y no son fáciles de conseguir, aunque todo el mundo dice que las suyas son las mejores…jejeje, las tuyas tienen ciencia, y mucha más paciencia, jejej y yo añado además un mérito añadido, porque conseguirla sin gluten es más complicado aún y tú lo has logrado, además has captado con la foto la esencia pura de la croqueta….qué maravilla!!!

Un saludo!!!

enjuliana dice:

Guapa..te espero para ese mojito!!!
Yo pongo el cóctel y tú las croquetas..jajajaja
Besoss

illetapitita dice:

Felicidades por la croqueta!
Me apetece una puedo??
Que rica!
Un abrazo!

Pikerita dice:

¡Por Diosssss!!!… ¿dónde has escondido las demás croquetas?…..Venga que yo pongo las cañitas.
Cuando pille las vacaciones las haré con ese cuidado desmesurado que incitas porque las que yo hago son de corre que te corre que no hay tiempo y me salen ricas por vicio. Pero yo quiero una de éstas tuyas.. y además morderla y saborearla despacio…ummmmm

pepa cooks dice:

Oh por favor que exquisitez de croqueta me encanta, y con esas setitas pero que requete buenas, besos y buena semana para ti también.

MARISA o famalap dice:
7 julio, 2009 en 18:40
Qué pinta tan rica! nunca se me hubiera ocurrido rellenarlas de setas, con lo que me gustannnn.
La receta es muy similar a la que hago en casa, sólo que yo no le pongo harina de arroz, toda es con maizena.
Respecto a los panes rallados, yo ya hace tiempo hago endurecer algunos panes sin gluten y los rallo con la thermomix, no mucho que queden grumitos gorditos…quedan todos los empanados que son la envidia del mundo con gluten. El doble empanado, también me lo aplico, sólo que yo es primero pan rallado, luego huevo y finalmente pan rallado… rico, rico… es de las cosas recetas sin gluten que triunfo siempre…(el secreto, poner siempre un buen jamoncito de jabugo en el relleno, je,je,)

Bicosss

Nélida dice:

Pues mira por donde, hoy mi compañera Laura me preguntaba cómo hacer croquetas sin gluten, pues un hijo de una amiga suya es celíaco. Dada mi ignorancia en estos asuntos de la celiaquía y sus recetas no supe decirle. Mañana sin falta le daré la dirección de tu blog. Poco a poco iré tomando nota de todas tus propuestas….

Alicia (canelona) dice:

Yo no tendría que venir a visitarte, me entra depresión profundaaaaaa, jajaja, menudas fotos, presentaciones, la receta buenísima, que gustito dejarán esas setas, la foto del corte, no la podré olvidar hasta mañana por lo menos, jajaja.
Y tu amiga, tiene unos diseños preciosos, además se nota que te quiere mucho.
Cualquier día también te hago yo uno, jajajajaj

telmo dice:

Da gusto entrar en tu cocina y respirar todos estos olores y sabores (de tranquilidad, buen estar, buen rollo…) … no me extraña que la gente te dedique sus dibujos. Tremendas las croquetas… solo verlas me parecen IMPRESIONANTES, Dios cómo deben de saber

no tardaré en volver (seguiré los olores)

Besos

recetasdemama dice:

Sin palabras me has dejado… el otro día tomamos unas croquetas de setas muy ricas, pero estas tuyas seguro que las superan

Besos

Margot dice:
8 julio, 2009 en 0:05
Prodiamos llamar a estas croquetas…
IMP.
I :por mpresionante la foto de la croqueta.

M : de magistral la croqueta sin gluten.

P: de preciosa que te ha sacado Nelli en la foto.
Es una pena que no se me de bien la croqueta, sera que tengo falta de practica.
Solo las he hecho 4 veces en mi vida.
Pero puedo intentarlo de nuevo;))
Besos
Margot

el pingue dice:

Impresionante!!!!! Bravo!!!!!!!

El día que vea en una pizarra pintada con tiza la palabra “croqueta sin gluten” pensaré que las cosas están cambiando. Sin duda la croqueta es una tapa inprescindible y hacerlas bien cuestión de maña y de kilos y kilos de bechamel. ¡Cuántas se me han abierto y destrozado antes de conseguir hacerlas “pasables”!
Esa que comentas de Adrià las hice yo en su día, unas cuantas, aunque no era cuestión de mi partida. ¡Qué sufrimiento pero qué deliciosas!, como el aspecto de estas tuyas.
Un abrazo sin gluten

Roberto

Caminarsingluten dice:

¡Enhorabuena por habelo conseguido!. ¡Enhorabuena por ser tan luchadora! Y mil gracias por compartir con tod@s nosotr@s este magnifico pos, y esta receta que debe de estar exquisita. Ahora solo fanta probarlas, con un buen vinito de Jerez…

Nos han gustado también todo lo que te dice Macarena y el regalo de Nellita y tod@s tus admiradoras… ¡te lo mereces!

Besotes,

Ana y Víctor.

Kako dice:

Pues viva Alfonso XIII!! que sin él quizas las tapas no habrían existido y no hay como el tapeo!!!. Concuerdo contigo, es un momento maravilloso de conversación y reláx al lado de una buena copa y una exquisita tapa, me encanta eso de tu país.

Ahora las croquetas no me evocan a mamá ni abuelas pues en mi país no se consume la croqueta y de hecho la vine a conocer en casa de mi suegra que hace unas divinas.

Las que nos presentan se ven deliciosas y he desubierto que el uso de la harina de arroz es fantástica.
Con tu permiso haré uso de esta fantástica retea.

Besos y gracias por esas fotos tan lindas.

Marta dice:

Vaya croquetas de setitas! parecen super cremosas! Yo soy una fan absoluta y me rindo plenamente ante una buena croqueta…son una maravilla.
Besos

Iscariote dice:

Cuanto me alegro que podáis disfrutar “TODA” la familia del momento tapeo.

Tienes toda la razón del mundo en decir que cuando “pillas” una croqueta bien hecha es uno de los bocados más especiales.

En casa solemos hacer lo que muchas familias en tiempos de crisis (y sin él), con las sobras de asado o con unas buenas pechugas de pollo…croquetas a tutiplén, en todas las versiones posibles. Fríes unas pocas y el resto al congelador para otro día.

Un fuerte abrazo Maria Luisa

Mar dice:

Que bueno, y yo lo voy a dejar tal cual lo haces tu sin gluten las quiero exáctamente como las tuyas, que suerte tienen tus hijos por todo lo que haces…. la muñeca es una monada…
Un beso cielo

Sonia Martín dice:

Vale, genial. La croqueta tiene una pinta estupenda, y como tengo harina de arroz en casa, voy a probarlas. Sobresaliente como de costumbre para las fotos (mejor, matrícula de honor), y he visto también el rainbow cake ¡Qué pasada! ¿Puedo copieteártelo para unos cupcakes? Lo intentaré. Ah! La pregunta… bueno mejor te pongo un mail con los ingredientes del cupcake sin gluten y me cuentas. Un beso muy grande.
Sonia

CRIS dice:

Fantásticas, con lo que me gusta el shitake, ahora hay que encontrarlo decente, sino a hacerlocon cepes que seguro que también queda estupendo.
Un beso

somaral dice:

La croqueta por Dios! es de lo más maravilloso que hay en este mundo.
Mi cuñado norteamericano es un fan de las croquetas de todo tipo y cuando coincidimos hay que prepararle cantidades ingentes de croquetas o irnos a un bar de confi.
A mé me gustan todas, toditas.
Te doy mi más sincera enhorabuena porque te has currado la receta, no sabría ni por donde empezar. Martín debe estar súper orgulloso de mami…

Estás guapísima en el dibujo, vamos a decirle a Nellita que nos haga uno a nosotras, je,je.
Mil besos

El cullerot Festuc dice:

Estas que te sales!!! Vaya croqueta te has marcado!!!! Nunca he probado las setas shiitake…me lo apunto a la lista…así como hacer croquetas de berenguena!!! mmmmmmmm…
A mi maridín le enantan las croquetas y estoy totalmente contigo que las caseras son las mejores…yo para rebozarlas utilizo solo la clara del huevo y pan rallado…para mi gusto nquedan más crujientes que con todo el huevo!!
Estas preciosa en el dibujo!!!
Besos,
Eva.

María Lunarillos dice:

¡Vivan las croquetas sin gluten! Yo también lo grito, porque tienen un aspecto insuperable. NO dudo que también su sabor. Perfectas.

Un beso.

sol dice:

María Luisa, me encantan tus post que siempre aportan datos interesantes. Ante una buena croqueta no me puedo resistir… Probé las rellenas de setas en San Sebastián hace poco y me fascinaron.
Un beso y gracias!

Marta dice:

Toc toc…siii, soy yo!! he vuelto y más flipada que nunca con tus croquetas… mira que son uno de mis platos preferidos y casi se me caen los ojos al ver ese relleno tan cremosito y ese rebozado crujiente y dorado en el punto justo!!… vaya que te he echado de menos!!un abrazo fuerte

Cristina dice:

OOOOhhh! me encanta el post en general y la receta en particular!! Me encantan las croquetas y es verdad que hacerlas es fácil pero que estén buenas es otro cantar!! Hay sucedáneos muy raros por ahí! me alegro que hayas encontrado el punto a una croqueta sin gluten, me parecía complicado y tú las has hecho excelentes!! Un besito.

MªJose-Dit i Fet dice:

Ahora lo veo claro…este no es un blog de cocina…es un blog de arte…porque hasta una “simple” croquetita queda elevada a la esencia de la perfeccion…enhorabuena!!!…un monton de besitos!!

amiloquemegustaescocinar dice:

megagalácticas estas croquetas!! tienen una pinta que, que, que… ahora me comería al menos 10
solo una preguntita.. las shiitake las compras secas, no?? yo no las he visto jamàs frescas. Son esas que se encuentran en las tiendas de productos orientales??
gracias y un beso!

Marymary dice:

La verdad que admiro tu fuerza de voluntad, tu creatividad, tu empeño… me parecen increibles las croquetas, la verdad que la foto habla por si sola y da fe de que tienen que estar buenisimas, me encantan!
La ilustracion preciosa!
Un besito wapisima!

infoceliaquia dice:
10 julio, 2009 en 8:22
Excelente todo tu trabajo, no dejas de sorprendernos y, sobre todo, de animarnos.

Un beso,

Ángela

La cuina vermella dice:

La perfección hecha croqueta de las manos de nuestra querida gaditana. Tu sensibilidad, tu buen hacer, tu genialidad hacen que estemos rendidos a tus pies.
Un aplauso enorme y que vivan las tapas!

Inmaculada (Adi) dice:

Pues que vivan Nellita y tus croquetas… de lo que sean.

Me explico, me las como de lo que sean pero no de cualquier manera. Las croquetas, como estas tuyas, necesitan mucha atención, buenos ingredientes y muchos mimitos a la hora de hacerlas. A partir de ahí, me las como calientes, frías, templaditas, de un día para otro… no soy el monstruo de las galletas, soy el monstruo de las croquetas, jejeje

Buen fin de semana. Besos.

Yolanda dice:

Pues en casa nos gustan las croquetas a los tres, pero no cualquier croqueta, no cualquiera de ésas que venden congeladas y que son masa; y que me disculpen aquellas personas para las que éstas sean sus favoritas.
En casa sólo gustan las que hago yo. ¡Ale! ¡Que me pongan la corona de laureles! Las hago de cocido, con las sobras del susodicho, y a mano, porque a pesar de tener la Tmx, no acaban de convencerme con la maquinita.

De setas y gambas las hice por las Navidades, y exquisitas.

Y coincido contigo en que la seta shii-take es de lo más exquisito. ¿Te has dado cuenta del aroma a queso azul que desprende cuando estás limpiándola? Nos encanta su suavidad, su melosidad. Desde que la descubrimos, a excepción del champiñón, poca más seta entra en casa!

Esta es mi parafernalia sobre nosotros y las croquetas.

Enhorabuena a ti por tu hazaña: conseguir la croqueta perfecta que permite a tu peque disfrutar de ella como cualquier persona lo hace.

Un besote, sin gluten, claro, y feliz finde.

Pilar – Lechuza dice:

Yo tambien soy de las que no me pierdo un tapeo ni loca!!Y es bien cierto que una croqueta bien hecha es lo mejor que te puedes llevar a la boca.Aunque a veces lo que muerdes es un engrudo seco y mazacote que parece escayola.. Estas tuyas han quedado de matricula de honor!!

CocinArte dice:

Mi querida Mª Luisa, siempre llego tarde…pero es que últimamente no llego a todo, a pesar del horario intensivo…

Te felicito por esa maravillosa receta, sin gluten!! Eres una artista y una madre maravillosa, con ganas de que tu niño disfrute de absolutamente todo, pero …

La imagen que ha confeccionado Nellita, para ti, una maravilla!! Estoy encantada con ella…no dejo de admirarla…

Núria

Anonymous dice:

Hola guapísima….

Vaya croquetas buenas que has presentado al personal. Siento haber tardado tanto en escribirte pero lo prometido es deuda. Sólo decirte que me has dejado con la boca abierta de lo currado que tienes el Blog y darte la enhorabuena por todo, los textos, las fotos, las recetas……En fin, que es una maravilla y que sepas que en todo lo que te pueda ayudar aqui me tienes como amigo y compañero.
Un beso muy fuerte y que Vivan las croquetas buenas de la mami.
GPS

Margarida dice:

Se ven deliciosas, cremosas, crujientes, apetecibles, divinas de la muerte mortal, vaya, para comerte un puñado.

Besos.

Migue dice:

Que ricas estas croquetas.Me comerí una ahora mismo,intentar hacerlas .Un beso

An dice:

Tiene una pinta estupenda…espero ganar algo de animo y tiempo y prepararlas, que hace tiempo que no cocino nada novedoso. Bicos a moreas

mavele dice:

Por Dios ¡me has hecho agua la boca mujer!

Que delicia de croquetas se ven espectaculares y el tartar ni hablar. Aquí tambien gustan mucho las croquetas, será por la influencia de tantos españoles que llegaron a estas tierras a mediados del siglo pasado. ¡¡Bravo por ellos y por ti por compartir tus excelentes recetas!!

un beso sin gluten

Zerogluten dice:

Muchas pero que muchas gracias por todo a todos.
La verdad es que ha costado, pero al final hemos conseguido una buena croqueta sin gluten, crujiente por fuera y melosa por dentro.
Para aclarar las cosas diré que yo si que noté siempre mucha diferencia entre las con y las sin y por fín ahora tengo una buena receta.
Las setas si que las consigo frescas en el Makro y además no son de las más caras.
Ojalá llegue el día en que las croquetas sin gluten aparezcan en el listado de tapas del mundo normal, pero de momento lo veo complicado, aunque como todo en la vida supongo que es cuestión de tiempo y lucha. Algún día es posible que lo veamos. Ojalá, de corazón.
Bienvenidos aquellos que no habiais estado por casa o habiais pasado de puntillas. Me alegro de ver que os gusta mi casa Zerogluten.
Besitos y más besitos y felices vacaciones.

Yolanda dice:

Zerogluten, aunque estas setas pueden adquirirse en muchos hípers, yo me he dado cuenta que el precio por el que pueden conseguirse en Makro es inmejorable. Un kilo, unos 6 euros.

Un saludo.

Pedro Massariol dice:

Mis felicitaciones por esto!!! Estas croquetas sin gluten tienen muy buena pinta, seguro están muy ricas. Abrazo grande!!

Comments are closed.